viernes, 5 de agosto de 2011

CLASIFICACIÓN DE MANÓMETROS

Los medidores de presión se pueden clasificar de acuerdo a su principio de operación y de acuerdo a su calidad metrológica. Por su principio de operación se pueden clasificar en primarios y secundarios; de acuerdo a su calidad metrológica se pueden clasificar en patrones (primario, secundario, de referencia, de transferencia, viajero, de trabajo) e instrumentos de medición.
CLASIFICACIÓN POR SU CALIDAD METROLÓGICA.
Entre los instrumentos de medición existen algunos que por su clase de exactitud e incertidumbre se utilizan como patrones para calibrar y dar trazabilidad a las mediciones. En un laboratorio de metrología se utilizan básicamente dos tipos de patrones, patrones de referencia y patrones de trabajo, los cuales pueden ser indistintamente instrumentos primarios o secundarios.
Patrón de referencia.- Patrón, en general de la más alta calidad metrológica disponible en un lugar dado o en una organización determinada del cual se derivan las mediciones realizadas en dicho lugar.
Patrón de trabajo.- Patrón que es utilizado rutinariamente para calibrar o verificar medidas materializadas, instrumentos de medición o materiales de referencia. Usualmente, este patrón es calibrado con un patrón de referencia.
Instrumento de medición:
Dispositivo destinado a ser utilizado para hacer mediciones sólo o en conjunto con otros complementarios. Dentro de esta categoría se encuentran:
·         Instrumento (de medición) registrador: aquel que proporciona registro de la indicación.
·         Instrumento (de medición) indicador: aquel que muestra una indicación.
·         Instrumento (de medición) totalizador: aquel que determina el valor de un mensurando realizando la suma de valores parciales del mensurando. Ejemplo máquina de masas suspendidas para la medición de fuerza.
·         Instrumento (de medición) integrador: aquel que determina el valor de un mensurando integrando una magnitud en función de otra.

CLASIFICACIÓN POR SU PRINCIPIO DE OPERACIÓN
Los instrumentos para medición de presión pueden clasificarse en dos grandes grupos: manómetros primarios y manómetros secundarios.
Por su construcción, los manómetros secundarios se clasifican en mecánicos, electromecánicos y especiales.
En los manómetros mecánicos generalmente la propiedad manométrica que cambia es la elasticidad, cuya deformación se transmite al movimiento de una aguja sobre una escala graduada.
Manómetros Primarios.
Son aquellos que por su construcción miden en término de las magnitudes fundamentales: masa, longitud y tiempo.
Los dos ejemplos de medidores primarios de presión son las balanzas de presión (o balanzas de pesos muertos o manómetros de pistón) y las columnas de líquido (de mercurio, de agua, o de aceite, comúnmente).
Manómetros Secundarios.
Son aquellos que utilizan alguna propiedad que cambia uniformemente con la presión, tal como: una deformación elástica, una diferencia de potencial eléctrico, una señal magnética, etc. La dependencia de la presión con la propiedad manométrica se determina mediante la calibración.
Este tipo de manómetros está compuesto principalmente por un sensor y un sistema que registra la presión por medio de una señal de salida. El registro de la presión puede ser gráfico, en una escala analógica o en una escala digital. La señal registrada puede ser en unidades de presión, en unidades eléctricas que dependerán principalmente del sistema de registro o en unidades adimensionales. Generalmente la señal de salida es proporcional a la presión aplicada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario