miércoles, 5 de octubre de 2011

CALIBRACIÓN Y VERIFICACIÓN DE INSTRUMENTOS

Los sistemas de aseguramiento de la calidad y cantidad de productos y servicios exigen la correcta indicación de los instrumentos de medición, cuya precisión debe ser consistente con su uso.
La serie de normas ISO 9000 y 17025 requieren, para esto, trazabilidad con la realización de las unidades del Sistema Internacional (SI). Es decir, asegurar por medio de una cadena ininterrumpida de comparaciones su calidad metrológica. Por lo tanto, ser trazables a patrones nacionales e internacionales.
En nuestros días, la aplicación de la metrología legal y la metrología industrial, permite asegurar la respuesta de los instrumentos de medición.
  • La metrología legal lo hace a través de la verificación primitiva y periódica de los instrumentos involucrados dentro de las regulaciones legales. Por ejemplo, balanzas, pesas, termómetros, medidores de energía, material de vidrio para laboratorios, etc.
  • Es a través de las calibraciones periódicas que, la metrología industrial, asegura la indicación de los instrumentos de medición que intervienen en un sistema de calidad implementado. Los instrumentos involucrados son los reglamentados y los no reglamentados.
    Ambas acciones están relacionadas y están basadas en procedimientos de medición similares. Sin embargo, han sido establecidas con reglas, actividades e infraestructuras metrológicas separadas.
  • Verificación: Es la actividad básica principal de los sistemas de metrología legal
  • Calibración: Es utilizada en el aseguramiento de la calidad y en metrología industrial. Los organismos de acreditación la refieren como la acción fundamental que prueba la correcta indicación de un instrumento de medición.
    En la actualidad, se observa que hay una manifiesta demanda de conocimientos de metrología entre los diferentes grupos de usuarios. También puede apreciarse en algunos casos cierta confusión en el uso de términos como "errores límites e incertidumbre de medición".


Muchas veces, el uso de instrumentos verificados legalmente dentro de un sistema de calidad puede presentar problemas, ya que sólo se indican los EMP (errores máximos permitidos), sin la determinación de la incertidumbre.
CALIBRACION:

De acuerdo al Vocabulario Internacional de Metrología (VIM), la calibración puede ser definida como:

"Una serie de operaciones que establecen, bajo condiciones específicas, la relación entre valores de la cantidad indicada por un instrumento de medición o sistema de medida, o valor representado por un material de referencia, y el valor correspondiente al patrón.


La calibración muestra como el valor nominal de un material o indicación de un instrumento está relacionado al valor convencional verdadero del mensurando. El valor convencional verdadero es conocido por medio de un patrón de referencia trazable. De acuerdo con esta definición, calibración no necesariamente involucra acciones de ajuste o mantenimiento de los instrumentos a ser calibrado.
Los certificados de calibración de los instrumentos de medición presentan los desvíos de indicación, o corrección, y la incertidumbre de medición. La incertidumbre de medición es un parámetro asociado con el resultado de medición. Es, claramente la mejor medida de la calidad de la misma, como también del proceso de calibración; que caracteriza, (entre otros fenómenos), a la dispersión de los valores medidos, que afectaría al mensurando. La incertidumbre es la medida del entorno de indefinición del mensurando. Generalmente, se determina con un nivel de confianza del 95 %. Estos valores, desvíos e incertidumbre, son válidos al momento de la calibración y bajo las mismas condiciones de la misma.

VERIFICACION:

La verificación de la conformidad de un instrumento de medición es un método de control establecido por metrología legal. Los instrumentos reglamentados están obligados a una aprobación de modelo bajo las directivas de la reglamentación vigente del país que se trate.

Los resultados de la verificación son evaluados para asegurar los requerimientos legales. Si el instrumento cumple con ello, una marca se fija sobre el mismo y se emite un certificado de verificación.


CONCLUSION:

La verificación ofrece la seguridad de cumplimiento con reglamentaciones y especificaciones establecidas como así también de una correcta medida en instrumentos de medición, especialmente en aquellos que requieren de verificación y aprobación de modelo. En general, cuando las mediciones del usuario están sólo afectadas por los EMP en servicio, (por ser, en principio, las incertidumbres de medición de uno o más órdenes inferiores a estos últimos).


La calibración es una acción estrictamente vinculada con las características metrológicas del instrumento. Permite asegurar la calidad de medición del mismo dentro de los márgenes de incertidumbre establecidos, por lo que, es considerada un procedimiento básico por la actividad de la metrología legal y también, fundamental dentro de las aplicaciones de metrología científica y metrología industrial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario