viernes, 1 de marzo de 2013

ACREDITACIÓN DE LABORATORIOS



La Acreditación de Laboratorios permite determinar sus competencias para realizar determinados tipos de ensayos, mediciones y calibraciones.
La acreditación es un reconocimiento formal de la competencia del laboratorio y, como tal, brinda a los clientes un medio para acceder a servicios de calibración y ensayo confiables.

La norma internacional ISO/IEC 17025 :1999 (IRAM 301:2000) "Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración", establece los requisitos a cumplir para acreditar la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración. Esta norma reemplaza a la Guía ISO/IEC 25:1990 y a la EN 45001:1989.
La norma ISO/IEC 17025 incluye los requisitos de la norma ISO 9001 y capitaliza la amplia experiencia ganada en las implementaciones de sistemas en laboratorios realizadas durante 10 años. Las acreditaciones en el mundo están en franco crecimiento y en la Argentina, a la fecha, hay cerca de 40 laboratorios acreditados.


¿Quién Acredita los Laboratorios?

Acreditación: "Procedimiento por el cual un organismo autorizado reconoce formalmente que un organismo o una persona es competente para efectuar tareas específicas" ( Guía ISO/IEC 2:1996, IRAM 350:2000).

¿Cuáles son los Beneficios de Acreditar el Laboratorio?

Reducción de riesgos, pues permite al laboratorio determinar si está realizando su trabajo correctamente y de acuerdo a las normas apropiadas.
Compromiso de todo el personal del laboratorio con el cumplimiento de los requisitos de los clientes.

Las evaluaciones periódicas del organismo de acreditación le proporcionan un punto de referencia para mantener la competencia.
Mejora continua del sistema de gestión del laboratorio.
Desarrollo continuo de las competencias del personal a través de planes de formación y de la evaluación de la eficacia de los mismos.
Mejora de la imagen e incremento de la confianza y satisfacción de los clientes.
Reconocimiento internacional, por medio de los acuerdos de mutuo reconocimiento entre los organismos de acreditación de los distintos países.
Acceso a nuevos clientes, pues el reconocimiento internacional disminuye el costo de los fabricantes y exportadores al reducir o eliminar la necesidad de realizar pruebas en otro país.
Incremento de la productividad del laboratorio asociada a :
  • Clara identificación y revisión de los requisitos de los clientes.
  • Normas y documentación actualizada y rápidamente accesible.
  • Reducción en las repeticiones de las calibraciones y/o ensayos.
  • Mejora de las competencias del personal.
  • Disminución de los errores.
  • Disminución de las quejas y reclamos de los clientes.
El cambio ya está aquí, no hay ganancia en rechazarlo, hagamos de él un amigo y compartamos las prácticas de los países que lideran la calidad de los productos y servicios en el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario